Edición octubre sábado, 25 de octubre 2014

LP Tango - La Porteña Online

La Porteña Tango - La brújula loca de tu corazón

Please update your Flash Player to view content.
banner
Home Historias y testimonios Los Instrumentos del Tango
Los Instrumentos del Tango

Cómo y cuándo se incorporaron a los conjuntos musicales

Es probable que el primer instrumento de nuestro tango haya sido la guitarra. Cuando el compositor, actor y cantante español Santiago Ramos estrenó su tango “Tomá mate, che” -al parecer, el primero compuesto en nuestras tierras-, el 22 de octubre de 1857, sobre las tablas del Teatro de la Victoria, lo hizo caracterizado de carretero de Plaza Once, cantando esas estrofas y acompañándose con la guitarra.

Pronto, a la guitarra se le sumaron el violín y la flauta, para conformar el clásico trío o “terceto” del tango primitivo. Pero esa regla -como todas las reglas- tuvo sus excepciones, y en no pocas oportunidades, el conjunto se formaba como se podía, es decir, con la cantidad de músicos que estuviera a mano, incluyendo clarinetes, arpas, mandolinas, acordeones, bandurrias, armónicas, concertinas, pistones e inclusive, el casero peine con papel de seda, elemento musical también común -con la denominación blue blowing- al jazz inicial.

El típico instrumento solista del siglo XIX y principios del XX fue el piano, y sobresalieron en su ejecución los hermanos Rosendo y Sergio Mendizábal o Manuel Campoamor o Prudencio Aragón. En la misma línea continuó, desde los años 40, Juancito Díaz.

z bandoneonPero, a veces, apenas dos instrumentos formaban el conjunto al que hasta podía denominarse popularmente ¡orquesta!; “La orquesta se componía/ de bandoneón y guitarra,/ porque aquella era una farra/ de las que muy poco había”, nos testimonia, graciosa pero fielmente, Andrés Cepeda en su vieja milonga “Un bailongo”. A propósito del bandoneón, digamos que es el instrumento con el que, con el paso del tiempo, se identificó al tango, gracias a que la mayoría de los directores de las primeras orquestas típicas (década de 1910) eran precisamente bandoneonistas.

Alguna vez, a alguien se le ocurrió, de pronto, tocar un tango en ese extraño instrumento alemán que, hasta entonces, nada tenía que ver con nuestra música y al que algunos llamaban mandolión pero que, realmente, llevaba el nombre de bandoneón; en sus inicios, bandonion. ¿Quién lo introdujo en nuestro país..? ¿Fue Bartolo “el Brasileño” en 1870, Thomas Moore “el Inglés” en 1884, el carrero Pascualín en 1890 o un anónimo alemán en fecha imprecisa, como algunos señalaron contradictoriamente..? Llegar a confirmar quién fue el primer argentino que posó sus dedos sobre la botonadura del fueye -cariñosa denominación local- o identificar al pionero de la interpretación del tango en el instrumento resulta, por el momento, imposible...

violnEs probable que el primer argentino que lo tocó haya sido José Santa Cruz, padre de Domingo -el autor de Unión Cívica-, que, dicho sea de paso, no eran de raza negra como algunos desinformados suelen informar. Se sabe que llevó su instrumento al Paraguay, cuando fue reclutado para esa matanza planeada por Inglaterra -con la complicidad de nuestro Mitre y los gobernantes de Uruguay y Brasil- que se llamó Guerra de la Triple Alianza, y lo hizo escuchar durante los descansos de la división Buenos Aires, en la que formaba.

En la primera agrupación denominada “orquesta típica criolla” (1909) -un sexteto conducido por Vicente Greco- figuraban dos bandoneones, dos violines, una flauta y una guitarra. En 1917, se reemplazó la guitarra por el piano y Eduardo Arolas sumó el violoncello. Cuando, en 1923, Julio De Caro formó su célebre sexteto, lo hizo con dos bandoneones, dos violines, piano y contrabajo, aportando así la base para las orquestas posteriores, que fueron ampliándose con una fila de bandoneones y otra de violines. Es decir que tenemos aquí los instrumentos clásicos del tango.

De todos modos, algunos grupos fueron incluyendo otros, como la batería (Francisco Canaro, Paquita Bernardo), el arpa y el vibrafón (Osvaldo Fresedo), el trombón (Francisco Canaro), el armonio (Juan de Dios Filiberto, José Luis Padula en la orquesta Ponzio-Bazán), la viola (Osvaldo Fresedo, Los Astros del Tango), la guitarra eléctrica (Horacio Malvicino en el Octeto Buenos Aires), el clarinete (Panchito Cao), el clarinete bajo y la celesta (Eduardo Rovira), la tuba (Los Tubatango), el guitarrón (Edmundo Zaldívar en el cuarteto de Aníbal Troilo), etc., etc.

Aun así, nadie ignora que los instrumentos clásicos del tango terminaron por ser el bandoneón, el violín, el piano y el contrabajo.

Roberto Selles


(Dibujo de Bruno Veronese)

 


 
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
Banner
mod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_countermod_vvisit_counter